Un apacible paseo

El maestro y el discípulo emprendieron un apacible paseo por el campo al atardecer.
Caminaban tranquilamente, uno al lado del otro, en silencio. De súbito, el discípulo
interrogó a su mentor:
-¿Puedes instruirme en la verdad?
El maestro preguntó:
-¿Escuchas el trino de los pájaros y el rumor del torrente?
-Sí, maestro, los escucho -repuso el discípulo.
Y el maestro dijo:
-Entonces, amigo mío, no tengo nada que enseñarte. 

El Libro de la serenidad. Ramiro Calle.

.


Categoria: FrasesReflexiones

Te Gusta Este Post? Suscribete a nuestras RSS y te mantendremos informad@!!!