Como la abeja que recoge el néctar y se va sin dañar a la flor, ni a su color ni a su perfume, así vive un hombre Sabio en su ciudad.

H.P. Blavatsky (Gemas de Oriente)

Categoria: Frases

Te Gusta Este Post? Suscribete a nuestras RSS y te mantendremos informad@!!!