Un alumno de Zen llegó hasta un gran río y viendo a su maestro en la otra orilla, gritó:
– maestro, ¿cómo llego hasta el otro lado?
-el maestro le contesto, ¡ya estás en el otro lado!.”

ZEN71

Categoria: Reflexiones

Te Gusta Este Post? Suscribete a nuestras RSS y te mantendremos informad@!!!