El dolor es como la lluvia…
La lluvia no cae toda de una sola vez. La lluvia golpea el suelo, no como una entidad llamada “lluvia”, sino gota a gota, momento a momento, bellamente, impersonal y libre. Splish, splash. El pensamiento recuerda la última gota y anticipa la siguiente. Así es como se crea el sufrimiento. Recordar la última gota y las muchas anteriores a ella agrega la pesadez de mi “doloroso y conflictivo pasado” a la gota de este momento.

Recordar la ausencia de lluvia de ayer, la sequía de ayer, aún el dichoso sol de ayer, añade el dolor del anhelo y del pesar a la gota de este momento.

Soñar con la próxima gota, y con las muchas que están por venir, proyectando un aguacero futuro, agrega la ansiedad de “mi doloroso y pesado futuro” a la gota de este momento. Pero en realidad, sin una historia, y sin sueños acerca del futuro, sólo hay esta gota presente, esta nueva y fresca gota. Y ya sea que la presente gota de dolor sea grande o intensa o suave y amorosa, siempre está surgiendo Ahora, y siempre estamos a salvo de los estragos del “tiempo”. La lluvia no cae toda de una sola vez, nunca.Jeff Foster

Zjardines04

Categoria: FrasesReflexiones

Te Gusta Este Post? Suscribete a nuestras RSS y te mantendremos informad@!!!