Reflexiones Archives

Shri hijo mío,
Debes llevar esto en tu mente:

Hay tres cosas que no deberían de olvidarse:
El Guru lleno de gracia,
El Buda iluminado
Memoria y conciencia.

Hay tres cosas que deberían recordarse:
El preceptor que te ordena,
Las enseñanzas que revelan el sendero,
Y la disciplina.

Hay tres cosas que debes tener:
Una mente que permanezca donde esta el cuerpo,
Un cuerpo que permanezca en el lugar adecuado,
Una mente que more en un estado de relajación.

Hay tres cosas que es mejor olvidar:
La cólera contra los enemigos,
El apego a los seres amados,
El sueño perezoso.

Hay tres cosas que es mejor restringir:
La lengua en público,
La mano en privado,
Los pensamientos siempre.

Hay tres cosas sobre las que uno debería de guardar silencio:
Las propias virtudes,
Las faltas de otros,
Nuestras intenciones para el futuro.

Hay tres cosas de las que uno no debe dar muestras:
El impulso a renunciar a los apegos mundanos,
La cebada trampa de la propia hipocresía,
La insistencia en exhibir el propio fervor religioso.

Hay tres cosas en las que uno debería de ser flexible:
Hablando con un amigo,
Llevando las vestimentas propias del país,
Dirigiendo la mente hacia el Dharma.

Hay tres cosas que no deberían de escucharse:
Palabras aduladoras,
Charlas de última locura,
Consejo de un necio.

Hay tres cosas que uno no debería ambicionar:
La fortuna de un hombre rico,
Una posición de categoría,
Vestidos superfluos.

Hay tres cosas de las que uno no debería hablar mal:
De una persona respetada,
De la mercancía de otro,
De un buen amigo.

Hay tres cosas que uno no debe ensalzar:
A un hombre que es vilipendiado por otros,
A un loco presuntuoso,
A tu propio hijo ante los demás.

Hay tres cosas que uno no debería ni ensalzar ni criticar:
A los familiares,
A un hombre del que nada sabes,
En realidad, a nadie.

Hay tres lugares a los que no deberíamos ir:
Entre gente hostil,
A una aglomeración multitudinaria,
A un lugar donde se juega.

Hay tres cosas de las que no se debería hablar:
Del Dharma a quienes no quieren oírlo,
De asuntos privados con extraños,
De fantasías sin sentido.

Hay tres cosas que no deberían hacerse:
Comportarse temperamentalmente con un amigo,
Hablar inconsecuentemente,
Actuar con dos caras.

Hay tres cosas de las que uno debería refrenarse:
Presumir de la propia importancia,
Señalar repentinamente las faltas de los demás,
Menospreciar a los demás.

Hay tres cosas que uno no debería ofrecer:
Devoción a un charlatán,
Regalos a aquellos de más alto rango,
Los más infinitos pensamientos a cualquiera.

Hay tres cosas en las que uno no debería dejar la mente:
El cuerpo de hermosas muchachas,
La conducta de un amigo,
Las propias virtudes.

Hay muchas otras cosas que deberías recordar, pero lo esencial es observarte a ti mismo en todo momento. No lo olvides, tanto la práctica mundana como espiritual están aquí contenidas. Estas pocas palabras están llenas de profundo significado, no las ignores.

A mi querido hijo, Shri,
De Naljorpa Trime-Lodro.

 

SABIDURIA SUPREMA

La fe nos da la sabiduría de comprender que este mundo no es más que un juego momentáneo donde no existe una verdad inmutable. Nos hace adquirir la sabiduría que no se asombra ni se entristece por la mutabilidad.

Sutra Avatamsaka

No es sabio el hombre porque conoce muchos versículos. El que conoce poco la Ley, pero vive de acuerdo a ella, es llamado justo.

Buda

SU RUEGO….FUE ESCUCHADO

Pedí a Dios la fuerza de conquistar,

y el Señor me hizo débil

para enseñarme a obedecer.

Pedí que me ayudase a hacer cosas mayores,

y el señor hizo que enfermara

para hacer cosas mejores.

Pedí riquezas para ser feliz,

y me dió la pobreza

para que fuese bueno.

Pedí tener de todo para gozar de la vida,

y tuve la vida

para poder gozar de todo.

No tuve nada de lo que había pedido,

pero tuve todo lo que había esperado,

y fuí entre todos los hombres

el más generosamente beneficiado.

ELIJO SER FELIZ

Puedes tener todas las circunstancias externas que aparentemente te hagan sentir feliz, y sin embargo, la tristeza te embarga. Puedes estar con las personas, que aparentemente son la mejor compañía, para sentirte feliz, y sin embargo eres infeliz.  Puedes disfrutar de toda la abundancia material que los cánones sociales han establecido, para que seas feliz, y sin embargo no lo eres. Seguramente que todos conocemos muchas personas, que lo tienen todo, y que en un momento de sinceridad, te confiesan que en realidad no son felices. Una vez más, podemos deducir que la felicidad, nunca depende, ni dependió, ni dependerá de nada externo a cada uno de nosotros. Hay un antiguo dicho que reza: “A nadie le amarga un dulce”; Es cierto, pero y que pasa con todas esas personas, que todo lo tienen, y no son felices……….

La felicidad es un estado de ánimo, que tu eliges manifestar; es un sentimiento de vida, que tu eliges experimentar; es una cualidad personal por la que puedes optar. No depende de nada externo a tí. Tus circunstancias van y vienen, son como las olas del mar, que van y vienen, y sin embargo, no por ello, la arena del mar deja de brillar. Atrevete a ser feliz, atrevete a elegir la felicidad. 

Como decía Charles Lemesle: “Admito que es preciso ser virtuoso para ser feliz, pero añadiré que se necesita ser feliz para ser virtuoso”

Una última reflexión: Se dice que los pájaros no cantan porque están contentos, sino que cantan para estar contentos.

Alvaro Ramos

AFINIDAD ESPIRITUAL

“Mientras no comprendáis el secreto mágico de la ley de afinidad, jamás lograréis producir grandes transformaciones en vuestra vida psíquica. Cada sentimiento que experimentáis es de una naturaleza determinada y, en virtud de la ley de afinidad, despertará fuerzas de la misma naturaleza que él en el espacio, y estas fuerzas se dirigirán hacia vosotros. Si vuestro sentimiento es malo, atraeréis influencias negativas; si es bueno, atraeréis bendiciones. Es así como podréis extraer todo lo que deseáis de los grandes depósitos del universo, a condición de emanar, de proyectar pensamientos y sentimientos de igual naturaleza a lo que deseáis. Estos pensamientos y estos sentimientos determinan totalmente la cualidad de los elementos y fuerzas que serán despertadas muy lejos, en algún lugar del espacio, y que tarde o temprano llegarán hasta vosotros. La ley de la afinidad es la clave más grande de la realización espiritual.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov.

NO CREAS

“No creas que viviendo en selvas sombrías, en orgulloso retiro y apartamiento de los hombres, no creas tú que alimentándote sólo de hierbas y raíces y mitigando la sed con la nieve de la gran Cordillera; no creas tú, devoto, que todo esto pueda conducirte a la meta de la liberación final.”

H.P. Blavatsky

ERES DIOS

Quien ve a Dios en todo lo que hace, en verdad llega a Dios. A Dios dirige su adoración, y a Él ofrece su ofrenda: Que es Dios mismo, ofrecido en el fuego de Dios.

El Bhagavad Gita.

NO ERES TU MENTE.

Vacía tu mente hasta que no tenga forma, como el agua. Cuando pones agua en una taza, ésta se convierte en la taza, cuando la pones en una botella, se convierte en la botella, y si llenas con ella la tetera, se convierte en la tetera. En ella el agua puede fluir o puede romperse si cae al suelo. Sé como el agua, amigo mio.

Bruce Lee.

Foto: Alvaro Ramos.

LA INVITACION

No me interesa saber como te ganas la vida. Quiero saber lo que ansías, y si te atreves a soñar con lo que tu corazón anhela.

No me interesa tu edad. Quiero saber si te arriesgarías a parecer un tonto por amor, por tus sueños, por la aventura de estar vivo.

No me interesa que planetas están en cuadratura con tu Luna. Quiero saber si has llegado al centro de tu propia tristeza, si las traiciones de la vida te han abierto o si te has marchitado y cerrado por miedo a nuevos dolores. Quiero saber si puedes vivir con el dolor, con el mío o el tuyo, sin tratar de disimularlo, de atenuarlo ni de remediarlo. Quiero saber si puedes experimentar con plenitud la alegría, la mía o la tuya, si puedes bailar con frenesí y dejar que el extasis te penetre hasta la punta de los dedos de los pies y las manos sin que tu prudencia nos llame a ser cuidadosos, a ser realistas, a recordar las limitaciones propias de nuestra condición humana.

No me interesa saber si lo que me cuentas es cierto. Quiero saber si puedes decepcionar a otra persona para ser fiel a ti mismo; si podrías soportar la acusación de traición y no traicionar a tu propia alma …. Quiero saber si puedes ver la belleza, aún cuando no sea agradable, cada día, y si puedes hacer que tu propia vida surja de su presencia. Quiero saber si puedes vivir con el fracaso, el tuyo y el mio, y de pie en la orilla del lago gritarle a la plateada forma de la luna llena: “¡Si!”.

No me interesa saber donde vives ni cuanto dinero tienes. Quiero saber si puedes levantarte después de una noche de aflicción y desesperanza, agotado y magullado hasta los huesos, y hacer lo que sea necesario para alimentar a tus hijos.

No me interesa saber a quien conoces ni cómo llegaste hasta aquí. Quiero saber si te quedarás en el centro del fuego conmigo y no lo rehuirás.

No me interesa saber ni dónde ni como ni con quien estudiaste. Quiero saber lo que te sostiene, desde el interior, cuando todo lo demás se derrumba. Quiero saber si puedes estar solo contigo y si en verdad aprecias tu propia compañía en momentos de vacio.

Oriah Mountain Dreamer -escritora canadiense conocedera de las costumbres y creencias de los indios norteamericanos, de su libro “La Invitación“-.

Gracias Oriah.

SER PERSONA

– Concederme el permiso de estar y de ser quien soy, en lugar de creer que debo esperar que otro determine donde debería estar yo o cómo debería ser.

–  Concederme el permiso de sentir lo que siento, en vez de sentir lo que otros sentirían en mi lugar.

– Concederme el permiso de pensar lo que pienso y también el derecho de decirlo, si quiero, o de callármelo, si es que así me conviene.

– Concederme el permiso de correr los riesgos que yo decida correr, con la única condición de aceptar pagar yo los precios de esos riesgos.

– Concederme el permiso de buscar lo que yo creo que necesito del mundo, en lugar de esperar a que alguien más me dé el permiso para obtenerlo.

La definición de Ser Persona, según Virginia Satir.

 Page 5 of 8  « First  ... « 3  4  5  6  7 » ...  Last »