El que yo tenga cariño, y muchas veces demasiado cariño, a la sabiduría, obedece al hecho de que me  recuerda a la vida. Tiene ella el mismo mirar, la misma risa… ¿Qué culpa tengo yo de que las dos se parezcan tanto?

Nietzche

Categoria: Reflexiones

Te Gusta Este Post? Suscribete a nuestras RSS y te mantendremos informad@!!!