La mente universal es como un gran océano, con su superficie ondulada y alterada por las olas pero en su profundidad permanece inamovible.

Buda.-