Recuerda que nada tiene más significado que el que tu le atribuyas. Repítelo mentalmente en silencio, en cualquier momento de estrés o de alteración: NADA TIENE MÁS SIGNIFICADO QUE EL QUE YO LE ATRIBUYO.

Éstas palabras pueden cambiar tu manera de vivir la vida. Pueden frenar en seco el drama. Pueden partir por la mitad la confusión y la angustia emocional. De hecho pueden llegar a eliminarlos por completo.

Neale Donald Walsch.

222540_159079167488037_157842324278388_386751_4695346_n