Los ojos son una ventana que dan al corazón. El cerebro es una puerta por donde se escapa el corazón.

Sabiduría Oriental.-